Generalmente, cuando pensamos en juegos nos vienen a la mente imágenes de chicos que pasan horas frente a un televisor y una consola o de niños pateando un balón en la cancha más cercana, pero la realidad es que estos van mucho más allá.

Y es que los juegos también son un motor que mueve el mundo, incluyendo a las empresas y los mercados profesionales, una realidad que nos lleva hablar de la gamificación en los negocios y sus grandes beneficios.

Se trata de una tendencia que en 2020 generará 11 millones de dólares en ganancias para las compañías, de acuerdo a proyecciones  de MarketandMarkets, una cifra que representa más del doble de lo que produjo hace apenas 2 años, lo cual demuestra su auge y expansión.

Pero, ¿qué es la gamificación en los negocios?

Puede definirse como una metodología y filosofía que se basa en usar la lógica de los juegos para cumplir con diferentes objetivos, como vender, atraer usuarios, capacitar y mejorar el clima organizacional.

Esta práctica parte de una clara premisa: jugando se entiende la gente. Por eso, emplea el pensamiento lúdico para transformar, innovar, progresar y optimizar.

Al llevar el pensamiento lúdico a su día a día laboral, los directivos y profesionales pueden promover múltiples beneficios para sus empresas, equipos y entornos de trabajo, como:

Incremento de la motivación por el aprendizaje

La gamificación en los negocios es clave para los procesos de capacitación de los equipos de trabajo, ya que hace que el aprendizaje sea mucho más divertido y dinámico.

De alguna manera, esta práctica puede valorarse como un regreso a la niñez, pues, ¿cómo aprenden los pequeños en los preescolares y jardines infantiles? ¡Jugando!

Un ejemplo de la gamificación con fines de formación y desarrollo profesional y laboral es el juego Treat2better, impulsado por la farmacéutica AstraZeneca para capacitar a los médicos de salud primaria sobre el diagnóstico y tratamiento de diabetes.

Este juego ofrece simulaciones de casos prácticos de esta enfermedad y puntúa a los especialistas de acuerdo a su desenvolvimiento y a los tratamientos que seleccionan.

Estimulación de las relaciones interpersonales

Un líder debe preocuparse por construir un sólido clima organizacional, y la gamificación en los negocios puede ayudar en este sentido.

Las dinámicas de juego son ideales para promover la interacción entre los miembros del equipo de trabajo, así como el compañerismo y la fraternidad. Incluso, genera un ambiente de sana competencia, que incentiva el desarrollo humano y profesional.

Las estratégicas lúdicas pueden emplearse tanto para crear dinámicas de simple diversión o relajación como para optimizar el proceso de aprendizaje de ciertos temas claves, como explicamos líneas atrás.

Optimización de la experiencia del cliente

Los resultados de la gamificación en los negocios también son palpables de forma externa, específicamente por el público y los potenciales clientes.

Las empresas y profesionales pueden aprovechar esta tendencia para optimizar la experiencia del usuario, ofreciéndole dinámicas entretenidas y de valor.

Algunos ejemplos de la gamificación en el marketing son los quizzes interactivos sobre productos y temas relevantes para las empresas y las apps móviles de juegos exclusivos que le permiten al usuario estar en constante interacción con elementos asociados a la marca.

¡Bien! Ya sabes qué es la gamificación en los negocios y cuáles beneficios brinda a las organizaciones y marcas.

Como ves, si dominas y aplicas el pensamiento lúdico puedes sobresalir y promover grandes mejoras en tu entorno de trabajo y empresa. Por eso hemos preparado para ti la primera formación 100% práctica con especialización en Gamificación, dictada por la reconocida experta Esther Hierro.

¡Accede la certificación aquí!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *