Llegar a tiempo la junta de la mañana, llamar a ese cliente que está a punto de cerrar un gran negocio, ponerse al día con el trabajo pendiente…la vida profesional no da tregua, y en medio de ese vaivén es posible que caigamos en la monotonía y dejemos de dedicar tiempo y esfuerzo a nuestro desarrollo.

Si entiendes a qué nos referimos y quieres salir de esa especie de letargo, para dar un paso firme e importante hacia tu crecimiento profesional y mejores oportunidades, te invitamos a que centres tu atención en dos competencias clave en estos tiempos: la capacidad de innovación y la orientación al consumidor.

El gran avance del proceso de transformación digital y el empoderamiento del cliente, que cada vez es más exigente y reclama mayor protagonismo y atención en los procesos comerciales, son factores que han hecho de estos elementos los pilares del éxito profesional e, incluso, de los negocios en general.

Pero, ¿cómo capacitarte en estas áreas tan valiosas para impulsar tu desarrollo? ¡Te lo diremos en muy pocas líneas!

Antes, acompáñanos a esclarecer, de una vez por todas, en qué consisten estos conceptos claves.

A ciencia cierta, ¿qué es innovar?

Peter F. Drucker, un célebre consultor y profesor de negocios, dijo en una ocasión: “la mejor manera de predecir el futuro es crearlo”. Eso, precisamente, es la innovación.

Se trata de crear, aprovechar, explorar y desarrollar conceptos, soluciones, tecnologías, herramientas, métodos y acciones que en el futuro pueden marcar tendencia. Y, cuando esto sucede, aquellos profesionales o empresas que innovaron y forjaron esa “revolución” quedan en una posición privilegiada y tienen un rol de autoridad.

Entonces, innovar empieza por cambiar de actitud, potenciar la curiosidad y adquirir nuevas pautas de comportamiento para el día a día. Solo de esa manera abrazarás la capacidad de crear, diferenciarte y evolucionar.

Y, ¿en qué consiste la orientación hacia el consumidor?

La definición de este concepto se desarrolla en pocas palabras: consiste en que toda la planificación estratégica esté centrada en el cliente.

Sí, en el papel parece muy sencillo, pero cuando se quiere llevar a la práctica nos encontramos con que es un proceso complejo, integral y profundo, que demanda acciones como:

Además, por supuesto, para mantener la orientación al cliente y garantizar una experiencia óptima necesitas capacidad de innovación, lo cual demuestra cómo estos dos conceptos claves convergen y se complementan.

Finalmente, ¿cómo podemos ayudarte a desarrollar estas competencias?

Ahora que conoces, de manera esencial, estos dos conceptos, llegó la hora de hablar sobre nuestra solución: el curso online sobre “Actuar orientado hacia el consumidor y la innovación”.

Se trata de una formación intensiva, dirigida por la reconocida consultora estratégica digital Susana Lluna, que se divide se divide aproximadamente de la siguiente manera: un 80% del tiempo está destinada a la explicación de modelos, metodologías y herramientas, y un 20% a analizar ejemplos de casos prácticos y a trabajar sobre estos.

En resumen, es una masterclass con enfoque práctico, que te permitirá trasladar – de inmediato – todo lo aprendido a tu día a día profesional, ¡anímate a participar!

Si quieres reservar tu cupo, ¡haz clic aquí!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *